Con el motivo de celebrar su 25. º aniversario, el museo Thyssen puso sus obras maestras en maletas y vino de viaje a Barcelona. La verdad es que vino muy bien acompañado, ya que en CaixaForum se puede disfrutar de una celebración de arte con invitados especiales que no necesitan una introducción: Fra Angélico, el Greco, Marc Chagall, Hans Memling, Tiziano, Rafael, Rubens, Rembrandt, Max Beckmann, Picasso, Paul Cézanne, Edward Hopper, Lucian Freud, Jan Brueghel, Gustave Courbet, Emil Nolde, Canaletto, O’Keeffe, Camille Pissarro y Wassily Kandinsky, inter alia.

El viernes 11 de noviembre participamos en la visita guiada a la exposición “Un Thyssen mai vist” realizada por Guillermo Solana, el director del Museo Thyssen-Bornemisza, quien nos guió con una pasión contagiosa por la exposición. Nos hemos encontrado con 63 piezas maravillosas, la selección más amplia que nunca ha salido del museo madrileño. De estas, 42 no han viajado nunca a Barcelona.

Es asombrosa la sencilla que es la estructura de la exposición, el recorrido sigue cinco grandes géneros de la tradición artística occidental: pintura religiosa, retrato, naturaleza muerta, paisaje y paisaje urbano. Este planteamiento nos hace ver la pintura religiosa como la matriz de donde surgen los otros géneros pictóricos. En la etapa del primer Renacimiento es en la pintura religiosa que se plantean los problemas de la representación pictórica: la integración de la figura humana en el espacio, la tensión entre forma y color, la caracterización del rostro individual. Por lo cual se puede decir que el arte religioso de esta época contiene los distintos géneros que muy pronto cobrarán vida independiente: retrato, paisaje, naturaleza.

Si está acostumbrado como nosotros peregrinar las salas del MNAC o Prado por épocas y movimientos artísticos, le resulta algo extraño encontrar casi de cara a cara obras de Fra Angélico, el Greco y Marc Chagall. Y estos encuentros entre maestros de diferentes épocas es lo que cautiva al público y hace lucir un poco diferente la colección de Thyssen. Claro que hay momentos que te hacen preguntar (cómo mínimo a nosotros, los apasionados del arte de siglo XIX) si el salto del autorretrato del Rembrandt al autorretrato de Max Beckmann fue un poco demasiado inesperado. La interpretación del arte siempre queda vulnerable a la subjetividad de los gustos, por lo cual más que una crítica es una sensación que nos parecía interesante compartir.

 

Si miramos la historia de la colección de los barones Thyssen-Bornemisza, vemos que la primera exposición que hicieron (en 1930) contó con una muestra notable de maestros antiguos (361 obras) mientras y la sección más “contemporánea” de las pinturas del siglo XIX era mucho menor (67 obras). En 1961 uno de los herederos, “Heini” Thyssen-Bornemisza inició una nueva etapa como coleccionista, muy centrada en el arte moderno y contemporáneo, que incluía el arte más reciente de Estados Unidos desde el cubismo o el futurismo hasta el
surrealismo y el pop art, pasando por las vanguardias rusas. Es interesante como cada colección refleja la cara de su(s) coleccionista(s), la vida que vivieron y las historias que sucedieron. Todo esto añade una otra dimensión a la exposición.

whatsapp-image-2016-11-11-at-20-22-44

 

Por cierto, nos encantó la iniciativa de live broadcast de la visita guiada con Guillermo Solana! Así todos los amantes de arte podrían seguirla dese la comodidad de su casa. Y se puede reproducirla desde la pagina de Facebook de CosmoCaixa:

https://www.facebook.com/CaixaForum/videos/1449774091717562/

De todas maneras, hay que visitarlo en persona y este fin de semana es una oportunidad perfecta! Más información:

http://agenda.obrasocial.lacaixa.es/es/-/expo-un-thyssen-nunca-visto?centros=caixaforum-barcelona